jueves, 25 de marzo de 2010

El gurú y el escéptico

La verdad es que iba a escribir un poco sobre los escándalos relacionados con la pedofilia dentro de la iglesia católica, pero la verdad es que están haciendo el trabajo ellos solitos... Sí quiero hacer notar, sin embargo, la nula actuación en general, y no solo en este país, de las autoridades competentes para realizar una investigación más seria de estos casos. No se que es más repugnante, si los hechos en sí, que a veces son increíblemente crudos, o esa indiferencia que impide que sepamos realmente hasta donde llegan este tipo de comportamientos dentro de la iglesia católica.

Pero en fin, no me gusta tampoco escribir demasiado en caliente, y estas cosas me enervan mucho...

Por eso hoy quería dejar un vídeo bastante bueno sobre la diferencia que hay en creer en algo indemostrable, y la realidad. Además de ateo, me considero un escéptico. Básicamente significa que no suelo creer en algo a menos que se pueda demostrar que es cierto. Evidentemente, como seres limitados que somos, no podemos conocerlo todo, pero sí somos capaces de proponer teorías razonadas sobre cosas que por ahora somos incapaces de comprender del todo. Pero como decía el gran Carl Sagan:

"En la ciencia suele ocurrir que un científico diga: `Es un buen argumento, yo estaba equivocado´, cambie de opinión y desde ese momento no se vuelva a mencionar la antigua posición. Realmente pasa. Aunque no lo frecuentemente que debería ya que los científicos son humanos y el cambio es a veces doloroso. Pero ocurre cada día. No recuerdo la última vez que algo así pasó en política o religión.

Como escéptico, aún estoy esperando que alguien demuestre la utilidad de la astrología, la homeopatía, el curanderismo, etc. También espero contar con pruebas irrefutables de la existencia de visitantes extraterrestres (cosa que me encantaría, de verdad, como amante de la astronomía, de la ciencia ficción, y como ser humano curioso que soy), de los fantasmas, y ese tipo de cosas. Por eso me alegro de lo que pasó hace poco en la TV de la India, país religioso y espiritual como pocos. Allí, una especie de "gurú tántrico", lo que quiera que sea, dice ser capaz de matar a alguien con alguna clase de poderes místicos, o mágicos, o como sean... Un escéptico indio supo de él y lo retó a que lo matara a él en directo en la televisión. Increíblemente, el tal gurú acepto el reto. Podéis imaginar el final, pero no por ello merece menos la pena ver el vídeo. De hecho, mejor coloco el enlace al blog donde vi el vídeo, porque el comentario del blogger (el astrónomo Phil Plaitt) es bastante bueno (eso sí, está en inglés).

Repito, una buena demostración de la diferencia entre una creencia y cualquier hecho probado (sí, evolución incluída). Y para finalizar, otra frase de Carl Sagan al respecto:

"Cada esfuerzo por clarificar lo que es ciencia y de generar entusiasmo popular sobre ella es un beneficio para nuestra civilización global. Del mismo modo, demostrar la superficialidad de la superstición, la pseudociencia, el pensamiento new age y el fundamentalismo religioso es un servicio a la civilización..."