miércoles, 24 de febrero de 2010

La ciencia de la ciencia ficción

Como ya he dicho alguna vez, soy un amante de la ciencia ficción, y especialmente de la ciencia ficción hard, donde la ciencia intenta ser lo más realista posible. Evidentemente, siempre hay espacio para los inventos que aún no hemos hecho, o para hacer cosas hoy imposibles, como los viajes más rápidos que la luz.

En fin, es mi vicio: leer ciencia ficción, ver pelis y series de ciencia ficción, y jugar a videojuegos de ciencia ficción. De estos últimos, hay pocos donde la ciencia ficción sea realmente hard, pero haberlos, haylos.

Por ejemplo, la trilogía de videojuegos Mass Effect (actualmente a la venta la segunda parte, aún tenemos que esperar para la tercera y última parte) cuenta una historia de ciencia ficción situada en el futuro, con la humanidad viajando por la galaxia, junto a otras especies inteligentes (amistosas la mayoría, pero no todas, claro). Lo que destaca en este videojuego, desde mi punto de vista, es el uso de la ciencia. Y es que todo intenta ser lo más realista posible. Se permiten algunas licencias fuera de los límites actuales de nuestra ciencia, como los dispositivos (tipo portal) que permiten ir de una punta a otra de la galaxia en cuestión de segundos. Sin embargo, hay explicaciones y descripciones de todo tipo de conceptos científicos relacionados con los viajes por el espacio, sobre tipos de estrellas, planetas, etc. Un trabajo para mí admirable, sobre todo teniendo en cuenta la enorme cantidad de información que han reunido a la hora de realizar estos videojuegos. El vídeo que dejo a continuación es una muestra de lo que digo. En él vemos una explicación de la primera ley de Newton, y por qué es importante conocerla cuando se viaja por el espacio, o cuando se es artillero de una nave espacial:



Siempre es posible hacer buena ciencia ficción sin necesidad de inclumplir las leyes físicas universales...

viernes, 19 de febrero de 2010

Despegue del nuevo observatorio solar

El pasado 11 de febrero se lanzó al espacio un nuevo observatorio que se dedicará a estudiar el Sol. Aquí hay más información al respecto. Un videoaficionado grabó el lanzamiento, y en un momento concreto se aprecian unas ondas de choque al atravesar una capa de nubes, debido seguramente a que en ese momento el cohete sobrepasó la barrera del sonido. El momento es espectacular (alrededor del 1:50 en el vídeo), y afortunadamente, había alguien ahí para grabarlo (lástima de pulso del que sostiene la cámara). Además, puede verse en alta definición, lo cual recomiendo.



Y hablando de observar el universo, Canarias presenta su candidatura para que se construya allí el nuevo "Telescopio Europeo Extremadamente Grande" (o E-ELT, por sus siglas en inglés), lo que sería una gran noticia para las islas, para España y para la ciencia en general. Compite también Chile, que es un país privilegiado por sus características geográficas y atmosféricas para este tipo de proyectos. Esperemos que al final se decanten por su instalación en las islas pero, de una forma u otra, este nuevo telescopio supondrá un nuevo empuje para la Astronomía y para nuestro entendimiento del universo del cual formamos parte.