miércoles, 6 de enero de 2010

La superioridad moral de la iglesia católica


La iglesia católica siempre presume de sus valores morales, y de que son los únicos valedores de esa moral superior y necesaria para que la convivencia en sociedad sea posible.
El pasado 20 de diciembre el arzobispo de Granada, Francisco Javier Martínez, en su homilía del domingo, nos dio unas líneas generales relativas al aborto y a las mujeres que lo practican:

-Comparó al aborto con un "genocidio silencioso" y consideró que la nueva ley sitúa a los profesionales sanitarios, "médicos y enfermeras", en situaciones "muy similares" a las de los oficiales de los campos de concentración nazis, "en los que no podían rebelarse porque eran órdenes superiores". "Pocas imágenes en la historia más tristes que la que han ofrecido nuestros parlamentarios aplaudiendo lo que por fin se ha convertido en un derecho: matar a niños en el seno de la madre. ¿Y a eso le llaman progreso?"
-Los sanitarios se ven sometidos a unas "obligaciones" parecidas a las que tenían los soldados bajo el régimen de Hitler o de Stalin, "o en cualquiera de las dictaduras que existieron en el siglo XX y que realmente establecieron la legalidad de otros crímenes, menos repugnantes que el del aborto".
-"Porque es de cobardes matar al débil", dijo el prelado, quien hizo a continuación alusión a la "preciosa Edad Media, que nadie se atreve a recordar porque tampoco es políticamente correcto", época en la que, a su juicio, hubo "una orden militar cristiana" donde los caballeros "hacían el juramento de no combatir nunca con menos de dos enemigos a la vez, porque para un caballero cristiano era indigno combatir de igual a igual con quien no era cristiano. El mundo puede llamarlo estupidez. Yo le llamo valor"
-"Matar a un niño indefenso, y que lo haga su madre" da a los varones "licencia absoluta, sin límites" de "abusar del cuerpo de la mujer", porque "la tragedia se la traga ella, y se la traga como si fuera un derecho: el derecho a vivir toda la vida apesadumbrada por un crimen que siempre deja huellas en la conciencia y para el que ni los médicos ni los psiquitras ni todas las técnicas conocen el remedio"."Sólo existe una medicina para este crimen: el perdón, medicina que sólo conocemos los cristianos. Un médico que haya practicado cientos de abortos y que algún día caiga arrodillado, asombrado de su propia mezquindad humana, es abrazado por el Señor. Una adolescente engañada por el chico que abusó de ella o por sus padres, o por la imagen que tiene de sí misma, siempre tendrá en la Iglesia una casa, una familia y una madre".
-El arzobispo insistió en que "esta licencia para matar" no es más que un "primer paso" de "la pérdida de libertad en nuestra sociedad", que anuncia además "que estamos ya en una nueva y terrible dictadura -¡terrible!- y que la libertad es una palabra vacía". "Es el tipo de autoritarismo tiránico de las sociedades primitivas. Y nosotros lo permitimos con una pasmosa tranquilidad, lo consentimos sin alterarnos porque el show tiene que continuar, porque tienen que seguir el consumo y la fiesta".

Desde luego, me niego a comentar estas joyas de sabiduría y valores morales que nos enseña la moderna iglesia católica. Os remito al programa de ayer de El Intermedio, en la Sexta, donde hablaron de estas declaraciones, y de otras al estilo del padre Loring (sacerdote católico con un programa de televisión en la cadena católica CWTN), además de otras declaraciones al estilo, pero dichas por representantes del Islam.

A lo que no me niego es a pedir que la justicia tome cartas de una vez ante esta gente, y que no sigan estando por encima de la justicia, de la ley y de los demás mortales. Esto no se puede tolerar en un país democrático, laico y moderno. Estoy harto de que estos medievales machistas y retrógrados sigan vomitando pestes por sus rancias bocas y que nadie haga nada al respecto.

"Yo soy capaz de reconocer los aspectos positivos de la influencia de las religiones a lo largo de la historia. Por ejemplo, les debemos la creación de calendarios racionales que tan útiles han sido, aunque sinceramente, soy incapaz de recordar alguno más."
Isaac Asimov

21 comentarios:

  1. Claro que se puede y debe consentir que tengan el derecho a decir barbaridades, a mentir y a insultar.
    Libertad de pensamiento, expresión y opinión; en eso no deben entrar los tribunales.
    Lo que no debería consentirse es que su Organización sea apoyada y financiada por las instituciones del estado.
    Y que no haya una información suficiente disponible al publico y la educación para interpretar esa información.
    Pero las interpretaciones, librenos Satanas de que sean legislables y juzgables.

    ResponderEliminar
  2. Esta frase "Matar a un niño indefenso" expone la deshonestidad del Sr. Martínez, a quien –de paso- no le reconozco su título honorífico, porque implica una calidad de representante de Dios que ningún ser humano tiene.

    ¡No es un "niño"! Si el aborto se practica en los primeros 2 o 3 meses, es un conjunto de células sin cerebro. La mujer embarazada es un ser humano con cerebro, conciencia, sentimientos, etc.

    La mujer puede sufrir; el conjunto de células sin cerebro no. Mientras el feto no desarrolle cerebro, la mujer debe tener derecho a elegir, no el Sr. Martinez.

    Saludos a todos, menos al Sr. Martinez.

    ResponderEliminar
  3. Yo no soy quien para negar la libertad de expresión a nadie. Nunca lo haré. Pero tampoco puede consentirse que se hagan declaraciones de este tipo, donde se miente, se tergiversa, y se insulta no solo a nuestra inteligencia, sino a todas la mujeres, y en extensión, se nos insulta a todos los que opinamos de forma distinta. Eso es lo que debería tener consecuencias, pero por supuesto que siempre defenderé la libertad de expresión.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  5. Para empezar, siempre he defendido la libertad de expresión. Es algo que he dicho en varias ocasiones y lo mantengo. Lo que también defiendo, es la responsabilidad de quien habla, sobre todo si sus opiniones trascienden del ámbito privado, y pueden servir de guía a otras personas. No vale la libertad de expresión a secas. Es necesaria cierta responsabilidad, que incluye el no mentir, no tergiversar los hechos y no insultar de forma infundada.

    Yo respeto a todo el mundo, me son indiferentes sus creencias para respetar a un ser humano, animal o planta. Pero de igual forma, mucha gente pierde el respeto en el momento en que deja de respetar a los demás.

    Piénsalo sinceramente: ¿Es peor una mujer que aborta (que ha tomado una decisión dura y difícil, muchas veces sin apoyo) que los crímenes de Hitler o Stalin? ¿De verdad lo crees? y otra cosa: ¿por qué razón (o en que se basa) una mujer que aborta da licencia absoluta y sin límites a un varón para que abuse de su cuerpo? Me temo que eso dice mucho acerca de la opinión que tiene el clero sobre las mujeres (inductoras del pecado y esas cosas). Para la iglesia la mujer nunca será igual al hombre.

    Mis ideas están fundadas en hechos, te gusten o no. La iglesia católica da ejemplos diarios de machismo e intolerancia. Y son retrógrados no porque yo lo piense, sino porque también lo demuestran insistiendo una y otra vez en ideas anticuadas y erróneas. Comprendo que echen de menos la edad media, ya que entonces sí tenían el poder en sus manos, mantenían a la gente asustada y coartaban el progreso y la búsqueda de conocimientos. Evidentemente echan de menos ese poder. Y me reafirmo en que sólo vomitan pestes por sus rancias bocas, no tengo que demostrarlo, sólo hay que escucharlos. No necesito argumentarlo.

    Dices que para los que creeis en dios la vida es sagrada y pertenece a él. Pues vale, me alegro por ti y por los que creen como tú. Pero respeta a los que pensamos de otro modo. Para mi la vida es más sagrada aún, y no le pertenece a ningún dios, sólo a mí. Entiendo que un embrión en los primeros días de formación aún no es un ser humano. Tampoco es que defienda el aborto alegremente. Siempre he pensado que es mejor evitar los embarazos no deseados. Pero como último recurso, siempre está ahí. Hay veces en que es un recurso difícil, pero aceptable. No me alegra que las mujeres tengan que abortar (a no ser que sus vidas corran peligro, claro) pero es necesario a veces.

    Tú tienes claro que todos tenemos alma desde el momento de la concepción. Yo te digo que es lo que tú crees, pero no sabemos si es así. De hecho, yo estoy convencido de que es muy probable que no exista nada parecido al alma. Sí, que para ti algo que crees sin pruebas exista no significa que necesariamente exista.

    Por último, estamos de acuerdo en el mutuo respeto a las creencias del otro. Yo cumplo mi parte, y respeto las creencias de todo el mundo. Algunas me gustan más que otras, y por supuesto, me gustaría que alguien pudiera razonarlas un poco, no sólo apelando a la fe, que es bastante sencillo. También es cierto que el respeto hay que mantenerlo, y es fácil perderlo cuando se insulta con mentiras o medias verdades, o cuando se intenta imponer una creencia porque sí. Creo que es injustificable el intento de manipular o influir el voto de los parlamentarios en la reciente reforma de la ley del aborto. Eso nos demuestra que en realidad la iglesia católica no respeta la libertad de pensamiento, ni respeta otras formas de pensar.

    Y eso que dices que la fe cristiana está basada en la razón, me temo que es completamente falso. Nunca he visto utilizar argumentos racionales para explicar la fe cristiana. De hecho, siempre se apela a la fe para que los creyentes acepten hechos tales como el embarazo y virginidad de la María que dio a luz a Jesús.

    Las religiones siempre han ido en contra de la razón. Eso es un hecho, no una opinión...

    ResponderEliminar
  6. Por falta de espacio añado ahora que estaba equivocado en una cosa. España es un estado aconfesional, efectivamente, no laico. Pero eso no significa que la iglesia católica pueda imponer sus creencias y valores a todo el mundo. Debe aceptar que vive en una sociedad plural con distintas visiones del mundo.

    ResponderEliminar
  7. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  8. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  9. Lo siento, pero no puedo aceptar que se adoctrine diciendo mentiras e insultando sin razón. Así como no es cierto que las religiones en general se basen en la razón, cuando es claramente al contrario.

    Yo también te invito a que te informes y leas libros que expliquen otras formas de entender el mundo, y que no estén relacionados con la religión en general.

    Y en cuanto al aborto, lo mejor sería que la decisión se tomara sin ningún tipo de presión externa, de ningún tipo. Para mí, lo ideal sería no tener que llegar a tomar esa decisión, porque existen los medios. Creo que el uso correcto de las medidas preventivas sería suficiente para evitar llegar a tomar una decisión como esa. Como siempre, con más información y menos tabúes, nos evitaríamos muchos dolores de cabeza.

    ResponderEliminar
  10. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  11. Creo que las palabras de este elemento no merecen dedicarle más tiempo, esta muy clarita su opinión.
    Creo que el debate importante sería el desvincular la religión del Estado, y por tanto cerrar por completo el grifo de ingresos estatales.
    A mi, como ateo que soy, me duele que personas como este arzobispo, tenga ingresos con mis impuestos.
    Un saludo Luis.

    ResponderEliminar
  12. Lo siento Miguel, pero aún hay muchos tabúes en nuestra sociedad, sobre todo relacionados con el sexo.

    Y me gustaría tener un ejemplo claro del funcionamiento racional de la religión católica.

    Y te puedo asegurar que a ti no te he insultado. Pero hay comportamientos que agotan la paciencia de cualquiera, y el comportamiento de los mandamases de la iglesia en España están abusando claramente de su posición. Ellos insultan a menudo nuestra inteligencia, mienten y cambian los hechos en su propio beneficio. Eso es lo que intento dejar claro desde el principio.

    No estoy en contra de que cada cual crea en lo que quiera, y haga en su vida lo que quiera, siempre que respete a los demás, claro.

    ResponderEliminar
  13. Creo que cuando la Iglesia se pronuncia en contra del aborto, no está defendiendo su "superioridad moral". Simplemente está invitando a la sociedad a reflexionar, a tomar conciencia de lo que está haciendo. En el caso del aborto, es difícil negarlo, un auténtico crimen (más de 100.000 seres humanos al año en España).

    ¿No puede ser la voz de la Iglesia una voz más en el debate? ¿Es necesario taparle la boca?

    ResponderEliminar
  14. No vamos a empezar por el principio otra vez. Nadie ha hablado de taparle la boca a nadie. Así es que por favor vuelve a leer el post con tranquilidad, y los comentarios que hay a continuación.

    Gracias.

    ResponderEliminar
  15. ¿La fe cristiana basada en la razón? Pues si el cristianismo no es mas que una colección de fabulas, mitos y supersticiones,la mayoria copiadas de otras religiones preexistentes. Desde el siglo primero ya Tacito,entre otros señalaba al cristianismo como una superstición que se extendia como una peste, y desgraciadamente si se extendio como una peste hasta nuestros dias.

    ResponderEliminar
  16. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  17. Lo que es un crimen es que se asesinen tantos cientos de miles de habas.
    ¿ Se han parado, aunque sea por un momento, la cantidad de cigotos, fetos, obispos y ateos que se reencarnan en habas ?
    La razón y mi religión demuestran claramente, a cualquiera que no esté obcecado por su soberbia o cegado por su concupiscencia, que las personas se reencarnan en habas.
    Mi opinión, la de Pitagoras y la unica razonable y respetuosa, es que se debería condenar a cadena perpetua a los asesinos de habas.
    Y a los que colaboren. Por acción, omisión, palabra o pensamiento.
    Todo el que no este de acuerdo conmigo es mucho peor que Hitler, Stalin, Pol Pot o Belen Esteban.
    Todo el que no este de acuerdo con mi opnión es un ignorante, un fascista o marxista o hedonista o fanatico o todo a la vez,
    y, lo que es peor,
    un tipo que no respeta mi libertad de creer y expresarme.
    En el infierno, a los asesinos de habas os van a torturar con especial atención a vuestros anos, según dice, clara e irrefutable, la razón y la fé, porque sois lo peor que hay, en lo más bajo de la especie, degenerados criminales.
    La carcel es necesaria para los asesinos de habas.

    Espero que haya quedado claro que soy muy respetuoso y que yo y Pitagoras os quieremos mucho a los asesinos de habas, y que esperamos que pronto la legislación internacional os castigue con toda la crueldad necesaria, que siempre será menor de la que os mereceis.

    A la espera de que el gobierno me financie esta obra de defensa de las almas y las vidas,
    afectuosamente, etc.

    ResponderEliminar
  18. Sí, que se tomen medidas. Encerrar a la peña por sus opiniones es super democrático y super plurarista megaprogre.

    Yo creo que todo el mundo tiene derecho a ser gilipollas. Exactamente el mismo derecho que tiene la gente sensata a ignorar todas las sandeces que se pueden llegar a oír a lo largo de un día en este país.

    Lo de encerrar peña por decir lo que piensan y prohibir líneas de opinión deberíamos dejárselo a gente más cualificada para opinar sobre la vedad universal (o sea, a nadie).

    ResponderEliminar
  19. A ver, aquí no se trata de encerrar a nadie por sus opiniones. Lo que pasa es que cada uno debe ser responsable de sus opiniones. Si lo que se dice es injurioso, o constituye delito (como hacer apología del terrorismo, por ejemplo), entonces la justicia debe intervenir. No estoy hablando de cárcel, pueden ser otro tipo de medidas legales. Y desde luego, después esas declaraciones deberían ser rectificadas y/o rechazadas.
    Repito, todos tenemos derecho a expresarnos libremente, pero también debemos ser responsables de aquello que decimos...

    ResponderEliminar
  20. Todo eso lo veo muy bien. Pero equiparar el aborto al asesinato es algo que puede llegar a ser razonable desde un punto de vista objetvio y no me parece injurioso para nadie, ni tampoco el hecho de hacer de rata miserable diciendo que les pesará toda su vida en la conciencia.

    Son...opiniones. Y no creo tampoco que estén incitando a cometer crímenes ni hagan apología de nada, sino más bien lo contrario.

    Habría que empezar a aceptar los puntos de vista del resto de humanos. Ser ateo progre no es la única respuesta, no todo lo que vaya en contra del punto de vista general es incorrecto o debe estar prohibido. Yo creo que la gente tiene derecho a pensar como un retrógrado, como un facha o simplemente como le de la gana. Y no se les puede exigir que se retracten de lo que piensan, sobretodo si no están dañando a nadie con sus opiniones.

    ResponderEliminar
  21. Creo que aunque lo he repetido hasta la saciedad no ha quedado del todo claro: yo respeto las opiniones y creencias de todo el mundo, sin excepción. Para mi es importante que cada ser humano sea capaz de elegir en libertad en qué creer o no creer. Por lo tanto, espero lo mismo a cambio de los demás. Y eso incluye que mis opiniones también merecen ese mismo respeto.

    Lo que evidentemente no tengo tan claro es que la iglesia católica intente manipular la verdad, mentir descaradamente, insultar injustificadamente, o influir en el funcionamiento de las instituciones democráticas. Ahí es donde la justicia debe tomar cartas.

    Por eso repito una vez más que cada cual, en su libertad, debe ser responsable de sus opiniones, sean las que sean. Y si esas opiniones incluyen injurias, mentiras con intenciones ilícitas, o cualquier otro tipo de malas intenciones con conocimiento de causa, deben pagar por ellas en consecuencia.

    Y repito, no hablo de prohibirles que se expresen, o encarcelarlos por expresar una opinión. Hablo de que si cometen algún tipo de delito, deben pagar por él como el resto de los mortales.

    ResponderEliminar