viernes, 25 de diciembre de 2009

¿Por qué es hoy navidad?

Hoy hace un año que comencé con este blog (elegí un buen día para empezarlo, ¿no?). Aunque me habría gustado prestarle más atención, no siempre me ha sido fácil en este tiempo. Sin embargo, creo que es importante que todos podamos opinar libremente, difundir otras ideas, pensamientos, animar a los demás a que se formen sus propias opiniones.
Es importante la libertad individual, y más importante aún ser capaces de utilizarla. Expresar nuestras ideas es una forma de utilizar nuestra libertad. Pero no es suficiente. Debemos animar a que los demás también lo hagan. Estoy convencido que cuanto más usemos nuestra inteligencia, cuanto más ejercitemos la razón, más libres seremos. Y, por supuesto, menos influenciables a los que disfrutan con el poder y con la manipulación de la gente.
Precisamente, creo que el enorme éxito de la religión católica es esa capacidad que han perfeccionado durante siglos de aodctrinamiento y anulación de la razón de sus fieles (bueno, el islam tampoco se ha quedado atrás). Todos los rituales católicos, tales como el bautizo, la primera comunión, el matrimonio, y otras muchas (la confesión y la penitencia incluidos) tienen como fin manipular nuestra forma de pensar para hacernos lo más influenciables posible a sus intereses.
Por eso estoy convencido que la razón y el ejercicio de nuestra capacidad de pensamiento son las armas más importantes para luchar contra esta gente que lo único que desea es el poder a través del control del mayor número posible de personas.
Precisamente que hoy sea navidad no tiene nada que ver con el nacimiento del hijo del dios cristiano (¿de verdad hay gente a día de hoy que le de algún tipo de veracidad a la historia de la concepción y nacimiento de Jesús?).
Según podemos encontrar en la Enciclopedia de la Religión Católica, tomo IV:

“La razón que llevó la Iglesia Romana a fijar la festividad en ese día, parece ser su tendencia a suplantar las festividades paganas por otras cristianas. De este modo se originaron muchas de las actuales fiestas litúrgicas. Ahora bien sabemos que entonces en Roma los paganos consagraban el día 25 de diciembre en celebrar el Natalis invicti, el nacimiento del Sol Invencible, que después del solsticio, se engrandecía en fuerza y claridad. Símbolo del Sol era Mitra, divinidad oriental, cuyo culto había sido introducido en Roma en 274. De este modo, para hacer ocurrencia a la fiesta pagana consagrada al nacimiento del Sol natural (Mitra), la Iglesia comenzó celebrando este Sol novus...”

Os recomiendo que miréis aquí y aquí para ahondar un poco más en el tema.

Como se ve, las autoridades eclesiásticas no dudaron en ir suplantando otras festividades de gran éxito para poder implantar su creencia con mayor rapidez. Este tipo de maniobras, y todo su "programa de control mental" sobre la gente consiguió que su popularidad creciera y se haya mantenido hasta el día de hoy.

Cambiando de tema, me alegra que México haya dado el paso de legalizar las uniones entre personas del mismo sexo, poniéndose a la cabeza entre los países americanos de habla hispana. Otro paso más al destierro de las desigualdades entre seres humanos, y una nueva victoria de la razón. Esperemos que el ejemplo se vaya extendiendo al resto del mundo. La respuesta de la iglesia mexicana no se hizo esperar, y no han tenido ningún escrúpulo a la hora de insultar nuestra inteligencia, como en otras muchas ocasiones. Más aún con los antecedentes de su representante, el cardenal de la Ciudad de México, Norberto Rivera Carrera.
Nuevamente queda demostrada la penosa actitud de la iglesia y su nula capacidad de representación de ningún sistema de valores, por mucho que insistan.

Por último, también ha sido un buen año para la humanidad en cuanto a avances relacionados con la ciencia que, recordaré una vez más, es la mejor herramienta de que disponemos para conocer el universo que nos rodea. Sí, la ciencia no es una religión más, no necesita de la fe de nadie, y no es un fin en sí misma. La ciencia es una herramienta, y como tal, la utilizamos los seres humanos, y no somos utilizados por ella, ni nos manipula, ni nos exige obediencia ciega. Evidentemente, hay quien utiliza la ciencia para sus propios intereses y con fines no demasiado humanitarios. Pero no es culpa de la ciencia en sí, si no de aquellos que la utilizan de forma equivocada.

En fin, espero que el año que entra siga dándonos más de las buenas noticias, y menos de las malas, aunque desgraciadamente, aún nos queda mucho camino por recorrer como especie... Pero no hay que perder la esperanza, al menos no todavía...

Y para terminar, algunas frases de Carl Sagan:

"Cada esfuerzo por clarificar lo que es ciencia y de generar entusiasmo popular sobre ella es un beneficio para nuestra civilización global. Del mismo modo, demostrar la superficialidad de la superstición, la pseudociencia, el pensamiento new age y el fundamentalismo religioso es un servicio a la civilización..."
"En la ciencia suele ocurrir que un científico diga: `Es un buen argumento, yo estaba equivocado´, cambie de opinión y desde ese momento no se vuelva a mencionar la antigua posición. Realmente pasa. Aunque no lo frecuentemente que debería ya que los científicos son humanos y el cambio es a veces doloroso. Pero ocurre cada día. No recuerdo la última vez que algo así pasó en política o religión."
"Las doctrinas que no hacen predicciones son menos convincentes que aquellas que hacen predicciones correctas; y son, a su vez, más exitosas que las doctrinas que hacen predicciones falsas. Pero no siempre es así, por ejemplo una conspicua religión americana (Los Testigos De Jehová) predijeron que el mundo acabaría en 1914 con toda seguridad. Pues bien, 1914 vino y se fue, y - mientras los acontecimientos de ese año fueron de alguna importancia - el mundo, hasta donde puedo ver, no parece haber terminado. Hay al menos tres respuestas que una religión puede hacer haciendo frente a una profecía fallida. Ellos pudieron haber dicho, “oh, ¿dijimos 1914”? Lo sentimos, quisimos decir ‘ 2014.’ Un leve error en el cálculo. Esperamos de que ustedes no hayan tenido ningún inconveniente de cualquier forma”. Pero no lo hicieron. Pudieron haber dicho, “Pues bien, el mundo hubiera muerto, pero oramos muy duro e intercedimos con Dios de modo que Él conservó a la Tierra”. Pero no lo hicieron. En lugar de eso, hicieron algo bastante más ingenioso: Anunciaron que el mundo había, de hecho, acabado en 1914, y que si el resto de nosotros no nos habíamos dado cuenta de ello, ese era nuestro problema. Es asombroso, frente a tan claras evasivas, que esta religión no se haya quedado sin ningún adherente. Pero las religiones son fuertes. O no hacen argumentaciones que están sujetas a refutación o rápidamente rediseñan la doctrina después de la refutación. El hecho de que las religiones pueden ser tan desvergonzadamente deshonestas, tan despectivas de la inteligencia de sus adherentes, y aún así florecer, no habla muy bien de ellas por la torpeza de los creyentes. Pero sí indica, si una comprobación fuera necesaria, que cerca del corazón de la experiencia religiosa hay algo notablemente resistente para la investigación racional."



5 comentarios:

  1. Felicidades que de este primer año, vengan más.
    Y aunque muchos celebran cierto supuesto navideño, usted tiene una mejor razón, o no mejor una real razón.

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Cuando era creyente, siempre pensé que la navidad era algo institucional, por celebrar una fecha, jamás me la creí que fuera precisamente ese día, menos ahora.

    Con respecto a los matrimonios gays, te diré que aquí en México, el clero y el PAN están haciendo feróz campaña mediática contra el gobierno del DF, para desprestigiarlos.
    Lo mas lamentable esque mucha gente les cree.

    Felicidades por tu primer año, espero sean muchos, muchos mas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Gracias por los comentarios. Esperemos seguir por aquí mucho tiempo...

    ResponderEliminar
  4. Felicidades Luis, gusto en leerte y espero que todo vaya mejor este año.

    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Gracias, eso espero yo también...

    ResponderEliminar