domingo, 21 de junio de 2009

Opinión en el Diario Información de Alicante

Hoy he leído una opinión en el Diario Información de Alicante, que me ha parecido bastante interesante, y acertada. La cito a continuación completa, aunque no estaría demás que visitáramos la página, donde además podemos darle una puntuación. Es ésta:

1 de junio de 2009: Una ciudadana italiana que presumía de su buena suerte, ya que siete días antes había perdido el vuelo 447 de Air France que se precipitó al océano Atlántico, ha muerto en un accidente automovilístico en Austria, según la versión digital del medio británico "The Times". Se trataba de Johanna Ganthaler, una jubilada natural de la región italiana de Bolzano que, según fuentes bien informadas, había pasado unos días de vacaciones en Brasil junto a su marido. Ninguno de los dos se embarcó en el avión de Air France que cayó al mar el pasado 31 de mayo con 228 personas a bordo y del que no ha quedado ningún superviviente. Según la agencia italiana Ansa, el matrimonio abandonó Río de Janeiro un día después en otro vuelo. Sin embargo, sortear la tragedia o el infortunio no fue sinónimo de vivir mucho más: una semana después de la catástrofe aérea (hoy mismo), Ganthaler ha fallecido en un accidente de coche en Kufstein (Austria) cuando el vehículo en el que viajaba chocó contra un camión. Su marido se debate entre la vida y la muerte.
12, 13, 14 y sucesivos días de junio de 2009. El mundo opina: Anairam: "En su vida estaba escrita su muerte por un accidente. Se salvó por una semana pero la Pelona no la dejó tranquila. Que en paz descanse". / KK Mentero: "¿Te creíste que te ibas a escapar? Cordialmente, la Pelona". / Margarita: "O sea que ya estaba en la lista y tenía que irse como fuera." / Mayoli: "Es lamentable que haya sucedido así, pero el que decide es Dios, y si estaba en la lista como todos los que iban en el avión, así sería. Es lamentable. Q.e.p.d.". / Mónica: "Nadie escapa a su destino, cuando llega, llega. Era su día. Destino Final. Como dice el refrán, estaba guindando. Asi es la vida". / Karmapolice: "Nada anormal, al contrario, lógico y se puede llamar DESCUIDO; fueron descuidados al perder el vuelo fatal y fueron descuidados al conducir el auto. Todo acto tiene consecuencias a veces afortunadas, a veces desafortunadas". / M.M.: "La cita con la muerte es inexorable, a veces demora solo un poquito". / Borja: "Vaya putada el tener que morirse. Pensadlo detenidamente sobre la almohada y veréis qué mal se pasa". / El papa espacial: "Lo que está claro es que el día que te toca ese día no te libras... Hay un día para nacer y otro para morir, no podemos ir contra natura". / Los Santos: "Al menos a esta pobre la podrán enterrar, porque si llega a ir en el Airbus todavía la estarían buscando por el océano. Esta vida es una barca, ya lo dijo Calderón de la Mierda". / John Doe: "Ahora en serio, respecto a lo sucedido, no es más que lo que llamamos "destino". Nada más". / Ángel: "En este tipo de cosas Dios nos recuerda que nadie vivirá ni un sólo segundo más de lo que Él decida. De la misma forma que por más que se empeñe quien sea, nadie podrá arrebatarte la vida por más veces que lo intente, si el Divino así lo quiere. Sagrado Corazón de Jesús, en vos confío". / Phineas Freak: "Rosarios y crucifijos, amuletos africanos, danza de la lluvia, misa de a doce, Semana Santa, San Marcos, San Juan, Jesucristo, Júpiter, Mahoma, Mercurio, Poseidón, la Virgen María, Vishnu, San José, Buda... todo es lo mismo: explicaciones absurdas de una realidad que no entendemos. Todo pura leyenda, todo puros mitos. Entiendo que un niño de seis años crea en estas historias... ¿pero una persona adulta? Por favor, que las creencias pueriles dejen paso a la razón". Rocío: "Mas respeto hacia Dios, como católica me ofende que no se tenga respeto."
Desde siglos, milenios incluso, las religiones se han servido del destino, de la providencia, para construir su empresa divina. La metafísica prefiere someter a juicio lo que sería una sucesión incognoscible e inevitable de acontecimientos en diferente lugar y tiempo que acaban por provocar un hecho futuro. Hay quien se acoge a la teoría de la causalidad: "toda acción conlleva una reacción; todo tiene su causa y todo está predestinado."; y los hay que defienden el azar y sus caprichos sin más lucubraciones. Griegos y romanos consideraban el destino una fuerza superior: "Moira, Fatum." Pero, ¿qué piensa usted?
Desde luego, si fuéramos capaces de predecir el futuro, de adelantarnos a los acontecimientos, de saber lo que será de nosotros dentro de (¿?) un día o veinte años, nada sería igual. La incertidumbre es tan bella y tan necesaria que sin su ayuda la vida sería un mero cálculo, un plano trazado de principio a fin, un juego en el que se sabe de antemano quiénes son los ganadores y quiénes los nacidos para perder.
La emoción que genera la incertidumbre es, a fin de cuentas, el verdadero sentido de la vida. No deje que nadie le revele el misterio. No permita que los profetas le amenacen con un destino que no conoce ni Dios. No deje ningún meapilas le amargue su derecho a soñar, a viajar donde quiera, cuando quiera y como quiera, pase después lo que pase.
Que nadie le cuente el final de la película.


Por cierto, su autor es José Luis Ferris.

Y es que, ¿quién no ha oído frases como "estaba escrito que era su hora", "era su sino", y cosas así. Pero yo me pregunto, ¿cómo puede estar escrito (y donde, por cierto) algo que no ha sucedido? Dudo mucho que exista algo como el destino, y que nadie de este planeta tenga el conocimiento necesario como para poder decir que un hecho "estaba escrito de antemano". Pero más tristes me parecen los comentarios de los creyentes católicos que aceptan que su dios ya tiene dispuesto desde nuestro nacimiento hasta nuestra muerte, sin dejarnos la menor opción a elegir nuestro camino. Por esa regla de tres, hagamos lo que hagamos con nuestra vida, ésta será la que ese dios, con una mentalidad tan arbitraria e ilógica, ha decidido ya. Por lo tanto, cualquier acto en nuestra vida o en la existencia de este mundo estará justificado.

¿Donde nos lleva esto? es bastante evidente: a la dejadez intelectual, a la eliminación de la curiosidad, de la inteligencia, de la imaginación. Es el fin último de las religiones: las masas aborregadas y controladas por el miedo y la desidia, por el peso del destino y de los designios sin sentido de un dios opresor, caprichoso, machista y completamente irrespetuoso con su propia "creación".

Termino con una de las opiniones que aparecen en el texto:

Phineas Freak: "Rosarios y crucifijos, amuletos africanos, danza de la lluvia, misa de a doce, Semana Santa, San Marcos, San Juan, Jesucristo, Júpiter, Mahoma, Mercurio, Poseidón, la Virgen María, Vishnu, San José, Buda... todo es lo mismo: explicaciones absurdas de una realidad que no entendemos. Todo pura leyenda, todo puros mitos. Entiendo que un niño de seis años crea en estas historias... ¿pero una persona adulta? Por favor, que las creencias pueriles dejen paso a la razón"

1 comentario:

  1. Hechos inevitables e inexplicables (para algunos) como la muerte nos ha llevado a crear un sin numero de ideas que orbitan alrededor de esta, y el atribuirle caracteres sobrenaturales, acompañada de todo un arsenal magico-religioso ha sido propiciado por nuestra ignorancia.

    La señora esa sino se moria, en avión se moria en otro lugar y nadie sabia en cual y como, tal vez pudo revalarse con una cascara de guineo (platano), y romperse "la madre", sea como sea iba a morir, como todo el que esta vivo.

    Saludos.

    Mar-o

    ResponderEliminar